OS ENTREGO MI VIDA

Image and video hosting by TinyPic OS ENTREGO MI VIDA

domingo, 30 de mayo de 2010

II ENCUENTRO DE VOLUNTARIOS DE DERECHO A VIVIR


Los próximos días 4, 5 y 6 de junio vamos a celebrar en Pozuelo (Madrid) el II Encuentro Nacional de Voluntarios y Delegados de Derecho a Vivir’.

Será un momento magnífico para que algunos nos conozcamos personalmente, otros nos volvamos a ver, y, claro, para analizar la situación ante la entrada en vigor de la ley del aborto (5 de julio) y programar, juntos, algunas de las actividades de DAV en los próximos meses.

La ley del aborto se aprobó el pasado 24 de febrero. Ese mismo día Nacho Arsuaga envió un correo a todos los amigos y voluntarios de Derecho a Vivir en el que, entre otras cosas, decía:

“(…) no vamos a parar hasta conseguir que el Gobierno y quienes le apoyan en esta ley injusta lo paguen democráticamente y que quienes vengan a gobernar después la deroguen, por violenta, por inhumana y por dañina para la mujer.

Lo anunciamos hoy y ahora:

Vamos a luchar, con todas nuestras fuerzas, para que en un plazo máximo de 3 años esta ley, diseñada por el cártel de las empresas abortistas, sea derogada.

Vamos a luchar, con todas nuestras fuerzas, para que en un plazo de 10, 20 ó 30 años el aborto quede abolido, y sea juzgado por una inmensa mayoría social, como un mal tan penoso como hoy calificamos a la esclavitud.”

Pues eso, que no nos vamos a parar y, como una muestra más de ello, organizamos este II Encuentro.

Lo hemos hecho coincidir (mismo fin de semana) con la Asamblea General de Socios de HO y con la entrega de los Premios HO 2010 (http://www.amiando.com/premiosho2010) para que quienes queráis asistir a las tres cosas y seáis de fuera de Madrid, podáis hacerlo programando un sólo viaje.

El Encuentro lo vamos a hacer en la Casa de Espiritualidad de Emaús, de los Padres Oblatos, avenida Juan Pablo II (antigua Avda. del Generalísimo), número 45, de Pozuelo de Alarcón (Madrid). (mapa)

Conviene que, cuanto antes, nos lo confirmes mediante este formulario (las plazas, por una cuestión de aforo, son limitadas):

Formulario de inscripción:

Muy importante: si necesitas alojamiento, en la Casa (está reservada al completo para nosotros) hay disponibles 44 habitaciones (dobles y triples). Puedes hacer la reserva de tu habitación en el formulario de inscripción del Encuentro.

Si te encaja, si puedes venir, no faltes.

Hace falta gente comprometida, como tú, organizada y dispuesta a dar la batalla por quienes no pueden darla. Por seres humanos, como tú, como yo, que no van a nacer, que van a morir de una forma cruel y violenta si nosotros, tú y yo, no hacemos algo por evitarlo.

El viernes 4 de junio, en Pozuelo, nos vemos para, juntos, seguir en esta pelea en la que, tenlo por seguro, ¡venceremos!

Un abrazo y mil gracias por cuanto haces en defensa del derecho a vivir.

Pablo García Ocaña y todo el equipo DAV

PD.- Haz tu reserva, ahora, rellenando este formulario.

HO/DAV se hará cargo de una parte del costo de la estancia y comidas, quedando el precio final para los que os alojéis en la Casa de Espiritualidad de Emaús –pensión completa- en 29 euros por persona y día (dos días) y en 15 euros por persona y día para los que no. El precio para los matrimonios es de 40 euros por día. La habitación individual tiene un suplemento de 5 euros
.

viernes, 28 de mayo de 2010

HISTORIA DE UNA MONJA...PINTORA

Hago esta entrada interesante a petición de mi amigo J. Aurelio.
Aconsejo se vean algunos de los cuadros de esta hermana cisterciense pinchando el enlace que hay más abajo. Son muy hermosos.

La pintora Isabel Guerra, cisterciense, cuenta su vocación


En una magnífica entrevista de Elena Pita, la pintora Isabel Guerra,monja cisterciense, ampliamente conocida en el mundo artístico español, cuenta su vocación pictórica y religiosa para el Semanal de El Mundo, 7-XI-2004.

Transcribo algunas de las preguntas que se refieren específicamente al descubrimiento de su vocación religiosa. La pintora cuenta que fue una artista precoz y que experimentó su vocación artística siendo muy joven.


-(…)” ¿Y a qué edad sintió la llamada de Dios? , ¿se dice así?

-Sí, se dice así [sonriente]. Pues a la misma, a los 12 años. Pero a esa edad no puedes encontrar el lugar donde desarrollar tu vocación. Tuve que esperar hasta los 23 para realizar esa llamada, hasta encontrar este monasterio.

-¿Cuál fue la reacción de su familia: pensaron que el convento truncaría su futuro como artista?

- Terrible, sobre todo por parte de mi madre. Lógico, yo era hija única y ellos vivían absolutamente centrados en mí. Habían estado 10 años de matrimonio deseando tener un hijo, sin conseguirlo: fui una niña muy deseada.

La separación se les hacía terrible, pero fueron evolucionando en su manera de verlo y, al final de su vida, estaban absolutamente encantados: “Estamos felices, está donde mejor podía estar”, decían. Luego, tuve la gran suerte de poder asistirles en sus enfermedades hasta la muerte.


-¿Y usted nunca temió que una vocación solapara la otra?

-Sí; al entrar en el monasterio, pensé que probablemente la pintura sufriera, incluso que tuviera que desaparecer de mi vida. Pero el mismo día que ingresé, mis superioras me dijeron que aquí podría seguir pintando exactamente igual: era una práctica que se adaptaba perfectamente al monasterio. San Benito, autor de la regla benedictina, que también profesamos los cistercienses, dedica un capítulo de su obra a los artistas del monasterio. (…)

-Y, desde una vida tan apartada ¿qué influye en su pintura para hacerla evolucionar?

-El monasterio es un lugar riquísimo para la inspiración. Nuestro modo de vida se orienta a la búsqueda de la belleza; para nosotras la estética no es solamente escenográfica, sino vital: buscamos la paz y la serenidad, un clima de silencio y admiración hacia el Creador.

Belleza: fuerza de la brisa suave

Texto de Isabel Guerra, escrito para la Galería Sokoa, de Madrid

La belleza ha tomado una tienda como la nuestra, para que en la propia morada, acertemos a albergar su mismo resplandor.

Ella no se acerca a nosotros para abatirnos en el lodo de nuestras deformaciones y carencias, de nuestras oscuridades y regresiones. Viene a elevarnos de nuestra pobre condición, haciendo de nosotros su resplandor creciente.

No pretende denunciar la falta de luz de armonía usando la violencia. Busca recrear en nosotros la fraternidad con su mansedumbre.


No quiebra nuestra caña, herida por la debilidad de nuestras vacilaciones e inconstancias. Busca afirmarla con la energía que emana de su entrega hasta el extremo, hasta lograr que la''tierra abra su seno opresor, dando a luz definitiva a los que en ella yacen, cautivos de su tiranía.

Derrama, sí, su luz sobre nosotros, para que nuestras manos sean prolongación de su misericordia; nuestra voz, eco de su alegría infinita; nuestros pies, hacedores de caminos de libertad y de justicia; nuestra mente, creadora de un espacio más grato por donde recorrer el camino a la luz increada, donde habita su Verdad inmutable; nuestro corazón, el hogar del amor y la esperanza.

Porque somos llamados a la vida.

Sabemos que el poder de esa llamada vence cada día la degradación de nuestra humanidad. Sabemos que una tienda como la nuestra, será transformada en una morada permanente en el seno de la Luz. Saldemos que las fuerzas del mal y del abismo no pueden contra la fuerza de atracción de la gloria que un día se nos descubrirá.

Vivamos el amor solidario que deja pasar, por nuestras manos tendidas, el pan inagotable de sus bienes; que se empeña en transformar, con la ancha sonrisa de la confianza, el ceño de la desesperanza; que quiere vivir con decisión, y en plenitud, el camino propuesto como peregrinaje gozoso, que ofrece el aliciente de la superación, del encuentro de nuevos paisajes -no sospechados- que anuncian la eterna novedad a que conducen.

¡Aleluya! Está entre nosotros. Es la luz que llena la esperanza. Es la luz que ensancha en nosotros el deseo de la Vida. Es la luz que abre el corazón. Es la luz de la paz que desarma la violencia. Es la luz de la alegría que disipa las algarabías huecas y las pesadas tristezas. Es la luz que asume el dolor de todos para transformarlo en fuerza salvadora.

¡Alerta, está entre nosotros!


¿No lo notáis? Acerquémonos a la Belleza. Dejémonos iluminar por ella para irradiarla en torno nuestro, y podremos alcanzar la posesión de su infinita Verdad.

¡Alerta! Percibamos esa presencia. Está en nuestro entorno más cotidiano. En la brisa suave que nos envuelve y conforta. Sigamos la estela de su paso ante nosotros caminando tras ella por sus huellas. Cuando quiera, nos volverá su rostro; y descubriremos en él el profundo secreto de nuestra existencia.

¿Por qué gastar la vida
en broncas tempestades,
si está la Brisa
pasando siempre
ante la entrada de mi tienda?


lunes, 17 de mayo de 2010

FALACIAS SOBRE EL ABORTO V



Falacias sobre el aborto - Wenceslao Calvo


Las ratio seminalis y el aborto


Una de las grandes ideas que San Agustín de Hipona aportó a la antropología y a la teología fue la de las razones seminales (ratio seminalis), por la cual entiende que la vida en este mundo posee dos peculiaridades: la capacidad de reproducirse a partir de la semilla fecundada y la presencia en esa semilla fecundada de todas las características esenciales que los organismos maduros tendrán.
Cuando este principio se aplica al ser humano es de suma trascendencia, porque significa que lo que hay en el embrión es básicamente lo que habrá en el individuo adulto. La teoría de las razones seminales de San Agustín estaría corroborada por los hallazgos científicos, que muestran cada vez más fehacientemente que la criatura en el útero materno, desde sus primeras etapas, es en miniatura y en potencia lo que el nacido será.

Es por esta razón que cuando dilucida si los fetos abortivos resucitarán o no, una de las muchas objeciones que los paganos presentaban a los cristianos para ridiculizar la creencia en la resurrección, la discute de la siguiente manera:

´Aquí, surge la cuestión, en primer lugar, sobre las concepciones abortivas que han estado en el vientre de la madre, pero no hasta nacer para poder nacer de nuevo. Porque si decidimos que todos van a resucitar tal vez se tolere esa afirmación para los que ya están formados. Pero ¿quién hay que no esté más bien dispuesto a pensar que los abortivos no formados perecerán, como semilla que nunca ha fructificado?

Pero ¿quién se atreverá a negar, aunque no se atreva a afirmar, que en la resurrección cada defecto en la forma será suplido y que la perfección que el tiempo habría proporcionado no se echará en falta, como tampoco los defectos que el tiempo le hubiera acarreado?´(1)

Así pues, San Agustín piensa que en la resurrección corporal se suplirá todo aquello que faltó, por causa de la falta de tiempo, al no madurar los fetos abortivos y al mismo tiempo se eliminarán los defectos posteriores congénitos a nuestra condición humana. De manera que la resurrección suple lo que falta y corrige lo que sobra.

Tras esta reflexión continúa de esta manera:

´Por consiguiente se puede investigar y discutir la siguiente cuestión por los entendidos, aunque yo no sé si está en la capacidad del hombre resolverla. En qué tiempo comienza la criatura a vivir en el vientre y si la vida existe en una forma latente, antes de manifestarse en la actividad del ser vivo. Negar que nunca hayan vivido los prematuros que son cortados miembro a miembro del útero, para que las madres no mueran, parece demasiado audaz. Pues desde el momento que un hombre comienza a vivir, desde ese tiempo es posible para él morir. Y si muere, en cualquier manera que la muerte le sobrevenga, no logro alcanzar por qué razón no ha de pertenecer a la resurrección de los muertos.´(2)

El argumento de San Agustín, que comienza concediendo el beneficio de la duda a los escépticos, parte de una premisa y llega a una conclusión. La premisa es que lo que muere, muere en razón de que había vida y como la resurrección es para los muertos, se desprende que los abortivos resucitarán. Ahora bien, si la resurrección es exclusiva de seres humanos síguese que San Agustín concede que los embriones y fetos lo son, si van a resucitar.

En otro escrito, tratando sobre la misma cuestión de si hay resurrección o no de los abortivos, afirma lo siguiente:

´No me atrevo a pronunciarme por la negativa ni por la afirmativa de la resurrección de los fetos abortivos que murieron en el útero después de haber vivido en él; aunque no veo razón por qué se los ha de excluir de la resurrección de los muertos si no están excluidos del número de los mismos. Una de dos: o no han de resucitar todos los muertos, quedando sin cuerpos para siempre algunas almas que animaron cuerpos humanos, aunque sólo fuera en el útero materno, o, si todas las almas humanas han de recibir, al resucitar, los cuerpos que tuvieron mientras vivían en alguna parte y dejaron al morir, no encuentro razón para decir que no pertenecen a la resurrección de los muertos cualesquiera de ellos, aun los del seno materno.´(3)

Es interesante que se inclina a conceder la resurrección por el argumento ya mencionado: lo que muere resucita. Pero incluso en el caso de que no se admitiera tal principio para los no nacidos, San Agustín les adjudica alma, lo mismo que a los nacidos. Luego en su estimación son seres humanos.

Finalmente, un autor un poco posterior a San Agustín, Vicente de Lérins († c. 450) hace la siguiente afirmación, que coincide con la de las razones seminales que San Agustín defendía:

´El crecimiento de la religión en el alma es análogo al crecimiento del cuerpo, que, aunque se desarrolla y obtiene su tamaño pleno en el transcurso de los años, sin embargo permanece siendo el mismo… Los miembros de un niño son pequeños, los de un joven grandes, pero el niño y el adulto son lo mismo. Los hombres, cuando crecen, tienen el mismo número de miembros que tenían cuando eran niños y lo que a cualquiera en la edad madura le dio el nacimiento, eso ya estaba presente en el embrión, por lo que nada nuevo es producido en ellos cuando son viejos que no estuviera latente ya cuando eran niños.´(4)

No hay duda. Los cristianos de los primeros cinco siglos no vacilaron en afirmar la humanidad del embrión, lo cual tiene repercusiones filosóficas, teológicas, antropológicas y éticas. Si esas repercusiones son verdaderas entonces su esfera de influencia no acaba ahí, sino que alcanzan también el dominio de lo social, lo jurídico y lo político.
________________________________________
1) Enquiridión, 85
2) Enquiridión, 86
3) La Ciudad de Dios, XXII, 13
4) Commonitorium, 23

sábado, 15 de mayo de 2010

INDALECIO, PRIMER OBISPO DE ALMERÍA


San Indalecio, según la Tradición, es uno de los siete varones apostólicos y el primer obispo de Almería. Fijó su sede espiscopal en la ciudad de Urci (actual Pechina), que con el tiempo fue trasladada a Almería. Los obispos de Almería se tienen como sus sucesores. Murió mártir. Sus reliquias fueron trasladadas a Jaca (Aragón). Gracias a las gestiones del obispo D. Rosendo Álvarez Gastón se devolvieron ciertas reliquias que fueron colocadas bajo el altar de la S. A. I. Catedral de la Encarnación de Almería y en el Seminario Conciliar de San Indalecio de Almería. Es el santo patrón de la diócesis de Almería, del pueblo de Pechina y del Seminario Mayor de dicha diócesis. Su fiesta es el 15 de mayo, aunque la solemne procesión suele trasladarse al domingo más cercano si la solemnidad cae en un día no festivo en el calendario civil.

miércoles, 12 de mayo de 2010

PARTIDOS POLÍTICOS Y BIEN COMÚN, ¿A QUIÉN SIRVEN LOS PARTIDOS?


CURSO DE EMAÚS

"Partidos políticos y bien común.
¿A quién sirven los partidos políticos?"

Casa Emaús: 15 y 16 de mayo
Torremocha del Jarama. MADRID

Contenidos del curso:
•Bien común y programas políticos.
Francisco Gómez del Castillo. Militante del Partido SAIn. Candidato por Oviedo en las Elecciones Municipales.

•Funcionamiento interno de los partidos: ¿democracia?
JoaquínMa Montero, ex Concejal y ex militante del PSOE en el Municipio de Paradas y Mª Ángeles Jiménez, militante del Partido SAIn de Madrid.

•Financiación de los partidos políticos.
Elena García. Militante del Partido SAIn en Navarra.

•Frente a ésto… el Partido SAIn: Solidaridad y Autogestión Internacionalista. Diego Velicia. Militante del Partido SAIN. Candidato por Valladolid en las Elecciones Municipales


Para recibir más información y/o inscribirse:
Casa de Cultura y Solidaridad de Almería
Plaza Orbaneja, nº 11. Tl: 618 21 57 52
almeria@solidaridad.net

Ó en la “Casa Emaús”: 918485548

www.solidaridad.net, www.partidosain.es

Condiciones de Asistencia:
» El curso comenzará puntualmente a las 10.00 hs. de la mañana del sábado (se puede dormir la noche anterior en la casa, previo aviso). Finalizará el domingo a las 14:00 hs.
» Matrícula: 20 euros (a pagar en secretaría al llegar), incluye la manutención y estancia, en régimen internado.
» Se realizarán actividades infantiles y juveniles, simultáneas para los hijos/as de las familias que asistan al curso.
Organiza:

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR-CICLO C

jueves, 6 de mayo de 2010

VIVIR CADA MOMENTO DESCUBRIENDO LO BUENO-MEDITACIÓN II


Esta historia la encontré en uno de los muchos libros de oración y meditación del ya desaparecido Anthony de Mello. El relato me resultó gracioso y a la vez cargado de una sutil sabiduría en la que se me descubría, desde una historia china, lo que Jesús nos dice en algunas escenas del evangelio acerca de vivir con paz y la confianza en Dios los momentos difíciles, porque es ahí donde el Señor actúa de una forma misteriosa y especial: sacando de lo malo algo bueno

Un viejo sabio en la China que tenía un caballo y un hijo. Todos sus vecinos le tenían lástima y siempre le decían: "Qué triste que todo lo que tienes es un hijo y un caballo". El viejo sabio siempre respondía con las siguientes palabras: "¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?" Un día, el caballo se escapó. Todos los vecinos se le acercaron con mucha compasión, diciendo: "¡Es terrible, tu único caballo se escapó y ahora solamente tienes a tu hijo. Es terrible!". Como siempre, el viejo encogió sus hombros y dijo:"¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?".Pasó una semana y el caballo regresó, y con él venían doce hermosos caballos salvajes. Los vecinos estaban muy emocionados y corrieron hacia el viejo proclamando su buena fortuna: "Es tan maravilloso, ahora tienes muchas posesiones". El viejo sabio respondió una vez más encogiendo sus hombros con las acostumbradas palabras: "¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?".El viejo sabio le dijo a su hijo que comenzara a entrenar a los caballos salvajes para que pudieran serles útiles.Un día, el hijo estaba montando un caballo particularmente salvaje, se cayó y se rompió ambas piernas.Cuando los vecinos supieron, llenos de lástima le decían: "Qué cosa tan horrible lo que le pasó a tu único hijo".El viejo sabio nuevamente se encogió de hombros y dijo: "¿Qué es bueno, qué es malo, quién sabe?".Poco tiempo después, llegaron unos jinetes desde una villa cercana buscando a todos los hombres físicamente capaces para ir a la guerra y para ayudarles a proteger su villa de las bandas de ladrones que merodeaban por allí. Así fue como todos los jóvenes de las villas cercanas fueron a ayudar a la guerra excepto el hijo del viejo sabio, quien tuvo que quedarse en casa porque sus dos piernas rotas aun no habían sanado. Todos los jóvenes que fueron a la guerra murieron pero el hijo del viejo sabio vivió muchos años